Alcanzado preacuerdo en el convenio de mayoristas de productos químicos

El convenio colectivo estaría vigente durante los años 2021, 2022 y 2023

La pasada semana tuvo lugar una nueva reunión de la Comisión Negociadora del convenio colectivo de Mayoristas de Productos Químicos, en la que se alcanzó un principio de acuerdo, condicionado a la aprobación de los órganos de dirección de las organizaciones que forman parte de la misma.

Los miembros de la Comisión Negociadora de la representación sindical suscribimos el preacuerdo, al entender que el contenido del mismo recoge en gran medida las propuestas y reivindicaciones sindicales, en un momento difícil, complejo y de gran incertidumbre. Todas las partes intuimos y estamos convencidos que se producirá un “rebote” de la actividad económica, tras un año 2020, que solo podemos definir como excepcional, marcado y condicionado por el estado de excepción , el confinamiento, las restricciones de movilidad que han lastrado la economía.

Diferimos, la representación sindical y empresarial en el tiempo, es decir, cuando se va a producir el ansiado “rebote” y en la magnitud del mismo.

A pesar de las diferencias de apreciación, ambas partes hemos entendido que la negociación colectiva no debería añadir mayor incertidumbre a la situación general y resulta un valor añadido, que la misma, establezca certidumbre y seguridad. Seguridad Jurídica para las empresas, seguridad normativa para las personas trabajadoras.

Con esta voluntad, las partes hemos sido capaces de suscribir un preacuerdo, que sin ánimo de ser exhaustivos, podemos resumir en los siguientes enunciados:

  • Vigencia del convenio: 2021-2022-2023.
  • Incrementos salariales:
  • 2021: 1% (desde el 1 de julio)
  • 2022: 1,6% (desde el 1 de enero)
  • 2023: 2% (desde el 1 de enero)

Es relevante considerar el comportamiento de los salarios pactados en el anterior convenio y la inflación en el mismo periodo.

AÑOS INCREMENTO PACTADO IPC
2018 2,2% 1,18%
2019 2,2% 0,79%
2020 2,2% -0,53%
2021 1%
2022 1,6%
2023 2%

 

Es también relevante, a su vez, tener en cuenta que los incrementos salariales correspondientes al año 2020 se acuerdan en el año 2018 cuando nadie intuía ni preveía que la aparición de la pandemia paralizaría la actividad económica mundial durante el año 2020.

En este escenario, hemos entendido la propuesta patronal de corregir los incrementos salariales acordados para el año 2020 en el año 2021 pero, si y solo si, la representación patronal entendía que los años siguientes (2022 y 2023) eran años de recuperación y así debía reflejarse en los incrementos salariales. Es por ello que la representación sindical abogamos desde el primer momento de la negociación que el incremento del tercer año de vigencia del convenio debiera ser cercano al incremento del año 2019.

En otro orden de cosas, significativas e importantes para el sector, hemos abordado la, denominada, adecuación normativa, esto es, la incorporación al texto del convenio de multitud de Reales Decretos y leyes promulgadas durante la vigencia del anterior convenio colectivo que afectan e inciden en la negociación colectiva.

Paradigma de la adecuación normativa es el denominado teletrabajo. El real decreto 8/2020 menciona en casi 30 ocasiones la negociación colectiva como el ámbito donde debe desarrollarse los acuerdo de teletrabajo. Cierto es que se hace difícil y complejo en la negociación colectiva sectorial abordarlos en su totalidad. La acción sindical en las empresas y en los centros de trabajo es el espacio más adecuado para ello. Aun así, en la negociación colectiva sectorial, hemos insistido en diversos objetivos:

  • Fomentar el teletrabajo.
  • Establecer cuantía, en ausencia de acuerdo colectivo en la empresa, de compensación de gastos: Finalmente establecida en 35 euros mensuales.

A todo esto, debemos añadir la significativa y numerosa legislación para fomentar la Igualdad efectiva entre hombres y mujeres, véanse los reales decretos 6/2019, 901/2020 y 902/2020, que hacen referencia a los Planes de igualdad (como negociarlos y contenidos mínimos) y al obligado registro salarial y auditoria salarial (para aquellas empresas que vienen obligadas a acordar Plan de Igualdad).

Añádase a estas cuestiones, el registro de jornada, la desconexión digital, la jubilación obligatoria, etc. En todas ellas, en mayor o menor medida hemos mejorado la legislación vigente.

Por último, una cuestión que pudiera parecer menor, pero que la representación sindical considera socialmente importante: Excepcionar las bajas laborales derivadas del COVID a los efectos del computo de absentismo. Es decir que las bajas derivadas del COVID se complementaran hasta el importe integro de las retribuciones.

Tras estas consideraciones, la parte sindical optó por firmar el principio de acuerdo y trasladar el mismo a los órganos de dirección de las organizaciones  y a los afiliados y afiliadas del sector.

En caso de ser ratificado el principio de acuerdo, el 20 de mayo de 2021 se firmará el texto del convenio colectivo de Mayoristas de Productos Químicos para los años 2021, 2022 y 2023.