El convenio de seguridad privada garantiza estabilidad en un momento de incertidumbre

Este convenio “puente” con vigencia de un año y un incremento salarial del 1% tiene su principal valor en la capacidad para dotar de estabilidad a este sector en el actual contexto de crisis sanitaria y económica.

Patronal y Sindicatos firmantes han llegado a un acuerdo que incrementará el salario de más de 80.000 trabajadores y trabajadoras de la seguridad privada en el territorio nacional ante un escenario como el actual que sitúa al país en la peor crisis sanitaria y económica conocida.

UGT, sindicato mayoritario en la mesa negociadora y firmante junto al sindicato USO y las asociaciones empresariales APROSER y ASECOPS, valora este acuerdo en una negociación colectiva que finalizaba este año y que lejos de posicionamientos de congelación o incluso reducción de condiciones laborales, como ocurrió en la anterior crisis, sitúa para el próximo año un incremento salarial ante una situación que ha marcado la negociación y que se ha producido en un momento complicado por la situación de crisis sanitaria y económica.

Para UGT, mantener en vigor el convenio sectorial así como garantizar y mejorar las condiciones laborales, sociales y económicas del colectivo de profesionales del sector partía como objetivo prioritario de la negociación, que con vigencia de un año de duración y un incremento salarial del 1%, debe servir para tratar sin dilación y dentro de la necesaria concertación social elementos de reconstrucción que, sin duda, serán vitales para el presente y futuro próximo de la empleabilidad y mantenimiento de la actividad.

Ingreso en la profesión desde la formación profesional, coeficientes reductores sobre jubilación, situación del “transporte de fondo” ante el descenso del uso del efectivo, serán tratados en mesas sectoriales que deben incidir en los ámbitos sociales y políticos de este país en aras de favorecer un mayor compromiso político con la actividad desarrollada por los vigilantes de seguridad.

Derogar, por parte del Gobierno, la prevalencia de los convenios de empresa que han sido utilizados en la seguridad únicamente para reducir condiciones laborales, recuperar el contrato de relevo, la búsqueda de nuevos espacios de actuación, así como la no utilización por parte de los clientes públicos y privados de sus procesos de contratación de servicios para abaratar costes y provocar reducciones de personal, constituyen reivindicaciones que desde UGT se están tratando en distintos ámbitos políticos e institucionales de este país y que conjuntamente con el mantenimiento del convenio sectorial son vitales ante una situación económica y sanitaria que está lejos de resolverse y que afecta y seguirá afectando a la totalidad de trabajadores y trabajadoras de nuestro país y, por ende, al colectivo de seguridad privada.

Comunicados anteriores

UGT apuesta por mantener en vigor el convenio de seguridad en 2021

La seguridad privada inicia la negociación de su convenio de sector