La pasividad de la dirección de Iberia obliga la plantilla de Iberia Barcelona a retomar los paros la segunda quincena de agosto

Las reivindicaciones de los trabajadores siguen siendo las mismas, tras la falta de interés de la dirección de la empresa de solucionar los problemas del aeropuerto de Barcelona.

Tal como la Consejería de Trabajo solicitó a la representación de los trabajadores de Iberia Barcelona, ​​el comité de huelga ha intentado abrir negociaciones con la dirección de la empresa con la intención de evitar los paros en el periodo estival.

Después de dos días de huelga en el mes de julio, el comité de empresa, con mayoría de UGT, emplazó al comité de huelga de iniciar negociaciones o continuar con los paros, si las negociaciones no fructificaban.

La pasividad de la dirección de Iberia y la falta de propuestas, ha obligado al comité de huelga a convocar nuevos paros para los días 24, 25, 30 y 31 de agosto.

Las reivindicaciones de los trabajadores siguen siendo las mismas, tras la falta de interés de la dirección de la empresa de solucionar los problemas del aeropuerto de Barcelona.

Acabar con la falta de personal, la falta de estabilidad de la plantilla, el exceso de cargas de trabajo, el abuso de las horas extraordinarias de obligado cumplimiento y la reorganización de turnos para conciliar la vida familiar y laboral, son los puntos que la parte social ha puesto sobre la mesa para que la empresa ponga solución y poder evitar llegar a los paros de los días 24, 25, 30 y 31 de agosto.

El comité de huelga pide a la Administración que inste Iberia Barcelona a dotar de los medios suficientes del aeropuerto del Prat, como los que tienen aeropuertos de las mismas características de nuestro entorno.